14/2/10

Capítulo 13: El día después.

-. ¡_______! ¡Despierta! -Te llamó tu madre.
-. ¿Mmm? -Intentaste abrir los ojos.
-. Buen díia. Sólo quería avisarte que tu padre y yo iremos a comprar algunas cosas para la casa en el mall, y que estarás sola hasta el mediodía. -Te informó. -¿Sí? No hagas desorden. -Te besó la frente y se alejó. -Oh, y luego me cuentas de la fiesta.. -Te dijo sonriendo y salió de tu cuarto.

Tú sólo la miraste aún confusa. Te duchaste, te vestiste así:



Y bajaste a desayunar... en eso, sentiste que alguien tocó el timbre. Tuviste el presentimiento... de que era...

-. Hey, Dems. -Saludaste abriendo la puerta. No era quien creías.
-. Hey, ______, ¿Cómo amaneciste? -Te preguntó.
-. Uf, de maravilla. ¿Y tú? -Sonreíste.
-. Bien, bastante bien. -Te respondió.
-. Oh, lo siento, pasa. -Dijiste abriendo más la puerta.
-. Nono, está bien, sólo pasé porque aún no te he pedido tu número, y hoy quería invitarte a ir de compras. -Te respondió ella.
-. Oh, genial. -Dijiste. -Me encantaría. Y por cierto, mi número es..

Le dictaste tu número y ella lo agendó.

-. Bien, hay mucho de que hablar. -Te guiñó el ojo y te sonrojaste al recordar a Lucas. -Nos vemos, ¿Sí? -Se despidió.
-. Nos vemos, Dems. -Sonreíste y entraste nuevamente a tu casa.

Saliste para jugar con Shane. Él te recibió alegre, y tú tomaste su pelotita.

-. ¡Ve por ella, Shane! -Gritaste y la lanzaste lejos.

El cachorrito ladraba y corrió hasta la pelotita, pero no quería devolvértela. Tú te tiraste al piso con él para quitársela y él la soltó para lamerte la cara.. te reías a carcajadas.

-. ¡Eres la cosita más adorable del mundo! -Le dijiste y ya de pie, volviste a lanzar la pelota.

Él volvió a perseguirla y enseguida te la trajo. Esta vez la lanzaste hacia arriba para hacerlo saltar, y en esto notaste que Nick estaba en su balcón observándolos.

La pelota volvió a caer, pero sólo mirabas a Nick.

-. ¿Te molestaría mirar hacia otro patio? -Preguntaste molesta.
-. Mmm no, pero no quiero. -Te respondió él.
-. Qué poca privacidad hay aquí. -Te quejaste acariciando a Shane.
-. Sí, la verdad que es molesto que alguien te espíe por el balcón en la noche. -Dijo y a tí se te heló la sangre.. él sabía que lo mirabas.

Te dio tanta rabia que lanzaste la pelota muy alta y cayó justo en el patio de Nick.

-. Sí que eres torpe.. -Te dijo él observando la pelotita.
-. ¡Demonios! -Dijiste ignorándolo y te trepaste para asomarte. -¿Está Joe por ahí? -Preguntaste.
-. No, no está... ya voy yo. -Dijo él y desapareció del balcón.
-. A tu velocidad podría ir yo más rápido... -Dijiste en voz baja.

A los pocos segundos viste venir a Nick con la pelotita en la mano.

-. Al fin. -Dijiste tú.
-. Sí, pero no voy a dártela. -Dijo él.
-. No empieces, no estoy de humor, ni siquiera quería hablarte. -Dijiste tú molesta intentando quitarle la pelotita.
-. No, no voy a dártela. -Dijo él alejándola.

Tú estabas casi colgando de la pared y cada vez que la alejaba te acercabas más, hasta que sin querer caíste... aterrizando sobre Nick.

-. ¡Aaauuch! -Se quejó él, que estaba boca arriba, desplomado contra el piso, contigo ensima.
-. ¡Mi piernaa! -Te quejaste tú, y levantaste la cabeza para mirar a Nick. -Mira lo que hiciste... -Le reprochaste y te sonrojaste, pues estabas sobre él, pero te pusiste de pie.
-. Yo iba a dártela con una condición.. -Te dijo él poniéndose de pie, para luego mirarte.
-. ¿Cuál? -Dijiste tú mirándolo raro.
-. No quiero pelear más contigo... -Te dijo bajando la mirada.

Tú te quedaste en silencio... y luego reaccionaste.

-. Nick... bueno... está bien... perdón... -Dijiste y lo miraste a la cara.
-. Yo también lo siento. -Te dijo y se acercó para abrazarte.

Tú le correspondiste el abrazo y se quedaron en silencio un momento.

-. Oye, quiero mostrarte algo. -Dijo y te guió por el jardín.

Era la primera vez que lo recorrías y la verdad es que era bellísimo... grande y con flores, y más lejos, una piscina que nunca habías visto.

Se acercaron y estaba llena...

-. Genial... esto es un paraíso. -Dijiste riendo.
-. Lo es... -Dijo él y se acercó a tí, posando su mano sobre tu cintura.
-. Nick, ¿Qué está...

Antes de que pudieras moverte, estabas ya en el agua, pero en tu caída también tiraste de Nick obligándolo a caer contigo.

-. ¡Nicholas! ¡Te odio! -Le gritaste riendo.
-. No parece. -Dijo él.

Era raro verlo todo mojado, sin sus rizos tan perfectos.

-. Qué raro te ves. -Bromeaste.
-. Tú tampoco te ves tan perfecta ahora. -Dijo él riendo.

"Tampoco te ves tan perfecta ahora..." ¿Quiso decir que te veías perfecta?

-. Nick, mis padres van a regresar, ¡Y yo en la piscina contigo! ¡Y con la ropa puesta! -Dijiste chillando.
-. Si quieres nos la quitamos... -Dijo él y luego soltó una risa, mientras tú lo veías con los ojos entrabiertos.
-. Llévame a la orilla. -Exigiste.
-. ¿No sabes nadar o qué? -Dijo él mirándote.
-. Llévame. Ahora. -Dijiste fingiendo estar molesta, y lo tomaste del cuello para que te llevara.

Él reía y nadando como pudo, te llevó. Tu cara estaba cerca de la de él, y en un momento sus narices chocaron...

Te acercó a la escalerita y saliste.

-. Me tengo que ir. Nos vemos. -Lo saludaste.
-. ¡No me toques! ¡Estás mojada! -Dijo él alejándose, riendo.
-. ¡Tonto! -Dijiste y lo abrazaste.
-. Genial, ahora tengo que cambiarme... -Dijo él, abrazándote.
-. Cuídate. -Le dijiste y te alejaste con una sonrisa.

Fuíste a tu casa y te cambiaste. No hiciste nada importante hasta que tus padres llegaron... almorzaron y tú pediste permiso para salir con Demi, y te dejaron.

A la tarde estuviste online, y no hiciste mucho hasta que recibiste un mensaje de Demi diciendo que pasaría por tí pronto.

Te cambiaste y te vestiste así:



Y la esperaste... ella llegó unos minutos después y se dirigieron al mall.

Al pasar por frente de la casa de Nick, él salía también, y las saludó con una gran sonrisa.

-. Wep, ¿Qué fue eso? -Dijo Demi sorprendida.
-. Nos arreglamos hace unas horas. -Dijiste tú sonriente.
-. Aww, me alegro mucho. -Dijo ella, con ternura.

Al llegar al mall entraron a casi todas las tiendas, y aunque no compraron muchas cosas, era suficiente.
Entre las cosas que compraste, estaban una remera de JONAS... te pareció muy divertido comprarte una así.

Decidieron sentarse a tomar algo para descanzar de la caminata y para charlar.

-. ¡Cuéntame! ¿Qué pasó con mi hermano? -Preguntó Demi con entusiasmo en el instante en que la camarera se retiró con sus pedidos.
-. Huh.. nada... Dems... -Dijiste sin saber bien qué responder.
-. ¿Nada? Desde ahí abajo no se veían como haciendo "nada". -Dijo ella sonriendo pícaramente.
-. Bueno... él me preguntó si me gustaría que pasara algo entre nosotros, y yo dije que sí... entonces pasó lo que viste que pasó. -Dijiste rápidamente muy sonrojada.
-. ¡Aww! Hacen bonita pareja, ¿Sabes? -Dijo ella sin dejar de mirarte ni un segundo.
-. ¿Sí? Pero... no sé, ¿Tu hermano ha tenido novias antes? -Preguntaste.
-. Pues... tuvo 2... A la primera la dejó él, la segunda lo dejó a él... -Te dijo ella haciendo pausas mientras hablaba para pensar.
-. Ya veo... -Dijiste tú pensativa.
-. Sí, el resto, nada serio. -Dijo divertida.

Tú la miraste levantando una ceja y reíste.

-. Aquí tienen. -Dijo la camarera, sirviendo sus bebidas.
-. Gracias. -Respondieron Demi y tú al mismo tiempo.
-. ¿Y qué pasó con Joe luego de que nos fuimos? -Preguntaste tú esta vez.
-. Oh, pues... lo mismo... pero creo que Nick nos pilló. -Dijo ella algo preocupada.
-. Ouch... espero que no sea así. -Dijiste tú.
-. Sí... -Ella se quedó pensativa esta vez.
-. ¿Qué pasaría si así fuera? -Preguntaste luego de beber.
-. Bueno... no lo sé. Creo que Nick no contaría nada, pero no lo sé... por ahora queremos que sea un secreto. -Explicó ella.
-. ¿Y si tus padres se enteraran? -Preguntaste tú.
-. No lo sé. Joe y yo hemos sido amigos desde hace tiempo, no creo que pase nada. -Explicó. -¿Y si los tuyos se enteraran de que estás con mi hermano? -Preguntó ella.
-. No estoy oficialmente con él... -Corregiste. -... aún. Pero... es mejor que no lo sepan, me prohíben salir con chicos. Sería muy incómodo. -Explicaste.
-. Ouch. Mejor díselo a él. -Dijo con una risita.
-. Sí, no lo sé. -Dijiste bajando la voz. -¡Oh! ¡Dems! Olvidé comentarte algo muy importante. -Dijiste con cierto entusiasmo.
-. ¿Qué sucede?
-. Pues... anoche, volviendo a mi casa, me crucé con Jess... es decir, ví a dos personas en la calle, en la oscuridad... sospecho que se besaban o por lo menos se abrazaban, y al sentir que yo estaba cerca, se separaron, pero estoy segura de que era Jess, y no con Nick presisamente... -Le contaste mientras ella te escuchaba atentamente.
-. ¡Wow!... Sería horrible, pero no me sorprendería. -Comentó Demi.
-. ¿Lo ha engañado antes? -Preguntaste.
-. No a Nick, pero a su anterior novio, se comenta que sí. Tiene mala fama por eso. -Dijo ella.
-. Ya veo... pero... prefiero no meterme hasta estar segura. -Afirmaste.
-. ¿Acaso se lo dirías? -Te preguntó algo sorprendida.
-. Pues... sí, somos amigos, ¿No? -Le dijiste.
-. Bueno, supongo que está bien. -Te dijo mirando a otro lado.

Ustedes dos continuaron charlando ahí, hasta que comenzó a anochecer, y decidieron volver.

En el camino se encontraron con Jhon, uno de los chicos que conociste en la fiesta.
No hablaste con él, pues Demi era quien lo conocía realmente, pero todo lo que escuchaste fue que él había pasado la tarde en la plaza con su chica.

Luego de eso continuaron su camino a casa, y antes de llegar a la tuya te encontraste con Paul, quien te saludó alegremente, y unos segundos después viste que Jess se acercaba caminando desde la esquina.

Entraste a tu casa, dejaste las bolsas y cenaste con tus padres... luego de eso vieron una película, y ya aburrida, subiste a tu cuarto con Shane.

Apagaste las luces, pues te gustaba quedarte iluminada solamente por la luz de la luna, que entraba perfectamente por tu ventana.
Te sentaste en el suelo, cerca de la puerta, haciéndole caricias a Shane... en ese momento levantaste la mirada y la escena de la otra noche se repitió.
Nick y Jess salieron, charlando, mirando el cielo, y... bueno, besándose... parecía que Jess no lo soltaba ni un segundo, y volviste a sentir celos...
Mientras todo esto pasaba, dejaste de prestarle atención al cachorro, por lo que él, inquieto, se puso de pie y fue al balcón... y al ver a Nick y Jess en el otro, comenzó a ladrar, haciendo que se separen.

-. ¡Shane! ¡Silencio! ¡Quiero dormir! -Gritaste, esperando a que Nick se creyera que estabas durmiendo con la puerta del balcón abierta.

El cachorro te obedeció y volvió adentro... por un momento reíste divertida, sabiendo que arruinaste su momento romántico.
Te acostaste y te dormiste.

2 comentarios:

  1. Muy bueno el cap!!
    Seguila que esta buenaa! ;)
    Que bueno que no estoy peleeada con Nick ^^

    Bye y cdt muxo!♥

    ResponderEliminar
  2. hahaha adoro a shanee es el mejorr :)

    ResponderEliminar